Se me olvido otra vez

Me dolió mucho mujer, pero en serio. Sentí que ya nada tenía la misma importancia sino estabas tú conmigo. Yo no sabía que iba a pasar el día siguiente, no sabía qué hacer, como hablar, como caminar. Es que te fuiste, me dejaste y todo eso que había allá en el mundo, todo era nuevo, todo era frio. Te maldije de muchas formas, te odie pero también me di cuenta que te amé como a nadie y sé que tú también me amaste, que juntos pudimos ser muy pero muy felices pero no era nuestro tiempo, no aun no era.

Hoy, gracias a ti y a ese doloroso adiós que me dijiste aquella tarde de agosto, tengo que admitir que veo la vida de un modo muy diferente. Ese niño que lloraba por ti, ha madurado y aprendió que no es malo llorar y que nunca lo será, siempre que el llanto sea sincero. Ese niño aprendió que el amor no solo es alegrías, ositos de peluche y chocolates, sino que también hay que sufrir en muchos de los casos para poder lograr que alguien se enamore de ti. En fin, creo que aprendí a observar, a pensar, a sentir y más que nada, aprendió a no cometer los mismos errores que cometió contigo.

Es cierto, con la cercanía del 14 de febrero, me vienen a la mente muchos recuerdos de ti, ya que fuiste la única en pasar conmigo ese día. Después de ti, ese día, es para mí solo el día de la amistad. No con eso me declaro en contra de cualquier manifestación de amor entre parejas pero pues la verdad, no me emociona. Prefiero tomarlo como un día cualquiera y así seguirá siendo por un largo tiempo.

Sabes que, creo que el separarnos fue lo mejor, en verdad. Tu hoy estas con él y sé que eres muy feliz a su lado. Las pocas veces que te he visto y he platicado contigo me he dado cuenta que el amarte no fue en vano, pero que es mejor así, tú con él y su mundo de ilusiones; y yo solo pero aprendiendo día a día de lo que me rodea. No seré muy expresivo como antes lo era, como tú me conociste pero ahora sé qué debo hacer, se cómo moverme. Es cierto, estoy solo y quien puede ser feliz estando solo sin alguien a su lado que lo apapache y le diga cosas bonitas como un te quiero, te amo o un te extraño. Es difícil imaginar que alguien se acostumbre a vivir a sí.

Así yo soy feliz, así sin sufrir por amor, por el momento; viendo como aquellos que se dicen aprender del amor y no hacer lo mismo dos veces, se tropiezan mucho más rápido de lo que un cojo lo haría. Como aquellos siguen dando su amor a alguien que saben que nunca los amara por más que ellos muevan la tierra de ser necesario, por más que ellos cambien, por más que hagan y deshagan.

Yo por eso solo estoy mejor, por ahora, porque cuando vea a la mujer que me haga sentir mariposas en el estómago entonces esa, esa será otra historia. Cuando eso pase, abre aprendido tal vez lo suficiente para no dejarla ir tan fácil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s